1.000 asesinatos contabilizados como violencia de género, pero son muchos más

El 016 es el número telefónico de atención profesionalizada a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura, aunque es preciso borrarlo del registro de llamadas. Está disponible las 24 horas al día, los 365 días del año y atiende en 52 idiomas. Las personas con discapacidad auditiva y/o del habla pueden comunicarse con el 016 a través de los siguientes medios: Teléfono de texto (DTS) a través del número 900 116 016, https://www.telesor.es y Servicio de videointerpretación SVIsual a través de la página http://www.svisual.org.

 

Aunque todavía no está oficialmente confirmado por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género al estar uno de los casos más recientes en investigación, lo cierto es que, en palabras de Elena Valenciano, “la letal estadística nos dice que, desde que existen registros (2003), en España, han sido asesinadas -por sus parejas o exparejas- 1.000 mujeres”. O, lo que es lo mismo, 1.000 hombres machistas han asesinado a sus parejas o exparejas en nuestro país en apenas 16 años.

HIJAS E HIJOS: VÍCTIMAS TAMBIÉN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

De forma paralela, desde hace unos años y en la línea marcada por la Ley de Protección a la Infancia y a la Adolescencia de 2015 y, por supuesto, por el Pacto de Estado contra de la Violencia de Género de 2017, no se puede hablar de este tipo de violencia sin hablar de las hijas e hijos menores que se ven afectados por ella. En este sentido y hasta el 7 de junio, fecha de la última actualización de la Delegación del Gobierno, 14 menores han quedado huérfanos y huérfanas en lo que va de año por este tipo concreto de violencia contra las mujeres. Ampliado el espacio temporal desde 2013, primer año del que se tienen registros, hasta la fecha actual, han quedado huérfanos y huérfanas un total de 243 menores de edad por violencia de género. Por su parte, y también en esa franja temporal, es decir, en apenas 5 años, 28 menores han sido asesinados y asesinadas en el contexto de violencia de género en España. Sin embargo, todos estos datos no están desagregados por sexo.

MÁS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO: LAS “INVISIBLES” A LA ESTADÍSTICA OFICIAL

Como sabemos, y aunque fue una ley pionera en el mundo, la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género recoge un concepto “restringido” de violencia de género, por lo que las estadísticas oficiales solo incluyen a las mujeres asesinadas por “parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia” (art. 1.1). Es cierto, sin embargo, que el Pacto de Estado de 2017, conforme al Convenio de Estambul, admite la necesidad de tener en cuenta más formas de violencia contra las mujeres , “incluso en los casos en que no exista con el agresor la relación requerida para la aplicación de la Ley Orgánica 1/2004”.

En consecuencia, y desde otoño de 2018, la Delegación del Gobierno recaba información sobre otros asesinatos machistas más allá de la L.O. 1/2004, es decir, no solo en el ámbito de la pareja y expareja. Se trata de un listado paralelo, no publicado todavía, en el que deberían contabilizarse, por ejemplo, los casos de asesinatos de mujeres prostituidas o los crímenes como el de Diana Quer o Laura Luelmo.

Por lo tanto, la cifra de 1.000 mujeres asesinadas no es real porque hay muchas más que no contabilizan oficialmente (sabemos también que, por desgracia, ni siquiera será definitiva). Es por esto por lo que a esta cifra habría que añadir los asesinatos cometidos antes de 2003 en el ámbito de la pareja y expareja, así como los asesinatos machistas cometidos, antes y después de ese año, en los que en ningún momento hubo relación de afectividad entre asesino y víctima, pero en los que el componente de género es indiscutible.

Por otro lado, otra de las “lagunas” en las estadísticas oficiales sobre asesinatos machistas es la conocida como violencia vicaria, por la que la pareja o expareja mata a terceras personas para hacer daño a la mujer. Desde 2013, como se ha mencionado anteriormente, sí se contabilizan los asesinatos de hijos e hijas, pero no así los de otros familiares o personas del entorno de la mujer. De esta manera, uno de los casos más recientes ocurrido en Aranjuez (Madrid) en el que un hombre ha matado a dos excuñadas y disparado a su exsuegra no se considera oficialmente violencia de género.

VIOLENCIA DE GÉNERO, UNA PREOCUPACIÓN RELATIVAMENTE CRECIENTE EN LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

Según el reciente estudio “Diagnóstico de la mujer joven en la España de hoy”, realizado por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, la violencia de género es una de las mayores preocupaciones de las mujeres españolas.

Esta preocupación, por parte de la sociedad española, también se empieza a percibir en los últimos Barómetros del CIS. En el correspondiente a diciembre de 2018, un 2,4% de las personas encuestadas estaban preocupadas por este tipo de violencia; en el de marzo de 2019, esa cifra asciende al 7,9%, siendo el máximo histórico. Es decir, en apenas 3 meses, esta preocupación se ha incrementado más de 5 puntos. Sin embargo y al mismo tiempo, en ese mismo Barómetro de marzo, la violencia machista es considerada como el undécimo problema del país.

PREOCUPACIÓN RELATIVAMENTE CRECIENTE PERO MUY INSUFICIENTE

¿Cómo es posible que un país como España que, además, tiene una baja tasa de homicidios en general según la abogada María Ángeles Jaime de Pablo, presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, permita “esta cifra tremenda” sobre “una violencia que es estructural e inherente a la desigualdad entre hombres y mujeres”?

Cuando se hablan de cifras sobre violencia de género no se pretende hablar de la fría estadística, ni de mediáticos números redondos. Se pretende dar a conocer, visibilizar y reconocer la magnitud de “la onda expansiva de la violencia de género”, como dice Valenciano. Y reaccionar y actuar, tanto los poderes públicos como la sociedad.

 

Para más información, consulte los siguientes enlaces:

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!