#19J Esterilización forzada

Continuando con la Camapaña 19# Contra la violencia sexual contra las mujeres y niñas en conflictos armados.

Qué es

Acción sobre la planificación reproductiva de una mujer o niña producida de manera forzada, a través de la amenaza, coacción o uso directo de violencia física, psicológica, simbólica o a través de normas o legislación.
Es un método coercitivo de planificación familiar, está considerado como crimen de guerra, siendo catalogado como un delito grave violencia sexual, delito contra lesa humanidad. La ex Relatora Especial de Naciones Unidas sobre la violencia contra la mujer Radhika Coomaraswamy recoge en el Informe “Integración de los derechos humanos de la mujer y la perspectiva de género, de 2001 que la “ “violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, esterilización forzada u otros abusos sexuales de gravedad comparable” cuando se cometen como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil”
Es una práctica con fines eugenésicos y de castigo a una población impidiendo su reproducción. También se considera esterilización forzada aquellos programas estatales destinados al control de la natalidad.

Quiénes la ejercen

En los casos que se conocen, estos han sido realizados contra poblaciones gitanas, pueblos originarios de América Latina, o personas con diversidad cognitiva. Tienen un carácter tanto étnico como socioeconómico. Realizadas por personal sanitario que en su mayoría aluden a haberse sentido coaccionado o amenazado para que realizaran la práctica.

Consecuencias físicas, psicológicas, económicas y sociales para las mujeres

Las consecuencias físicas varían dependiendo del caso. Entre las consecuencias físicas más comunes tenemos:

  • Traumatismo ginecológico.
  • Lesiones crónicas por una mala praxis.
  • Muerte por:
    • complicaciones del proceso quirúrgico.
    • complicaciones del postoperatorio.

Entre las consecuencias económicas que derivan frente a este tipo de violencia está la pérdida de dinero e incluso empleo, debido a la posible imposibilidad de realizar la actividad económica en la que se participe para la recuperación de las lesiones tanto físicas como psicológicas; el coste monetario que implica la atención sanitaria y el periodo de recuperación;

Como consecuencias sociales comunidades sin expectativas de futuro, al no tener posibilidad de descendencia.

Las consecuencias psicológicas varían dependiendo de todo lo que hemos nombrado con anterioridad, además de los factores de protección y de vulnerabilidad que tenga cada una de las víctimas, y de la comunidad a la que pertenecen en la que influyen las concepciones sociales sobre el significado de ser reproductivamente activa como mujeres. Entre las consecuencias psicológicas más comunes tenemos:

  • Depresión
  • Trastorno por estrés postraumático
  • Ansiedad
  • Dificultades del sueño
  • Síntomas somáticos
  • Comportamiento suicida
  • Trastorno de pánico
  • Comportamiento de alto riesgo (por ejemplo abuso del alcohol
    y otras drogas)
  • Muerte por:
    • suicidio

En qué tipos de conflictos han ocurrido
Esta práctica tiene que ver con conflictos en los que la etnia, raza o diversidad cognitiva o funcional. Ha sido una práctica que se ha dado a lo largo de todo el mundo entre otros casos damos visibilidad a los siguientes por ser los que a lo largo de la historia han sido más expuestos:

EE.UU_ fue una esterilización racial o étnica a personas afroamericanas y a personas con rasgos de pueblos originarios de latinoamérica. También hubo prácticas con personas homosexuales y personas con diversidad cognitiva y neurológica (diagnosticadas con trastornos mentales crónicos) y enfermedades como la epilepsia.

Perú_ Se calcula que en la década de los 90, más de 200.000 personas, en su mayoría mujeres indígenas y campesinas, fueron esterilizadas forzosamente por parte del Gobierno.
Actualmente hay varios proyectos en Perú que contemplan espacios para que las víctimas puedan expresar su situación.

Para más información consulta en:

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!