A 23 años de su asesinato: Homenaje a Ana Orantes Ruiz

El diario New York Times ha realizado un homenaje a Ana Orantes Ruiz, el caso del asesinato de la mujer granadina que conmovió a toda España y a raíz del cual se impulsaron reformas legislativas en torno a la violencia de género. El femicida, José Parejo Avivar, fue su pareja hasta 1996 (la asesinó al año siguiente). El asesinato fue impactante porque días antes, Ana Orantes Ruiz describió el calvario que vivió durante los años de la relación conyugal en el programa emitido en Canal Sur, «De tarde en Tarde«.

Su asesinato sirvió para visibilizar el problema de la violencia de género en España y, tras varias reformas normativas, en el año 2004 durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se produjo la aprobación de la ley contra la violencia de género, que fue considerada en su tiempo una de las más avanzadas de Europa. 

La conmoción por el caso de Ana Orantes Ruiz tuvo que ver con que, por un lado, fue la primera vez que se visibilizó un caso de semejante violencia machista, años de hostigamiento, maltrato verbal y maltrato físico por parte de su pareja a ella y a sus hijos e hijas (tuvieron once, de los cuales vivieron); y por otro, con la identificación de varias mujeres que sufrían violencia doméstica y de todo tipo por parte de sus parejas y se encontraban silenciadas. Logró conmocionar a todo un país y también puso en tela de juicio la necesidad de una política de Estado que proteja a las mujeres víctimas de violencia de género y castigue a los asesinos. Sin embargo, acabó con la vida de Ana Orantes Ruiz, un asesinato que podría haberse evitado de haber tenido la protección necesaria, y políticas de Estado que la amparen, porque a diferencia de otros casos, ella había acudido a la policía en más de doce ocasiones para denunciar los golpes de su marido, pero ninguna ley la protegió en ese momento porque no existía.

En su homenaje, el diario neoyorquino relata su historia, contada por su corresponsal en Madrid, Raphael Minder, en una sesión dedicada a «personas destacadas» y refiere a la mujer granadina cuyo horrendo asesinato (hace 23 años) trajo el cambio a España y recuerda que «durante cuatro décadas soportó las palizas de su marido, quien la ató a una silla y la quemó viva con gasolina tras denunciar su caso en televisión».

El diario también destaca que, con los años, Orantes ha ido ganando cada vez más reconocimiento y que su nombre aparece en un calendario de este año distribuido en los colegios de Andalucía, donde hay un gobierno conservador, y que varias ciudades como Sevilla, Madrid, y Granada nombraron el año pasado calles con el nombre de Ana Orantes.

Si bien su caso ha sido muy importante en materia legislativa, aún queda mucho por mejorar tanto en la materia como en efectivización y garantía de derechos y protección para la reducción de la violencia de género en general y la de los casos de feminicidios en España. Este tipo de homenajes además de su propósito en sí -que es recordar a la víctima, su calvario y la falta de un Estado que la ampare- tiene como objetivo poner en debate la situación en la que actualmente se encuentra el país en materia de derechos, violencia e igualdad de género ,para realizar un balance y seguir construyendo más y mejores avances y garantías.

Para obtener más información consulta los siguientes enlaces:

  

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!