Campaña #19J: Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos Armados

Este artículo forma parte de la campaña de activismo que se va a llevar a cabo con motivo del día 19 de junio, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos, en el marco del proyecto “Banco de Buenas Prácticas para la prevención de la Violencia de Género y Educar en Igualdad, hacia un voluntariado 2.0 por el Buen Trato”, gracias a la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través del I.R.P.F “OTROS FINES DE INTERÉS SOCIAL”.


Con motivo del 19 de junio, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos Armados, Fundación Mujeres se hace eco de la Declaración por ONU Mujeres y, más concretamente por Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, y Nina Suomalainen, Directora Ejecutiva de Justice Rapid Response.

Dicha Declaración se centra en la necesidad de dar prioridad a las víctimas y  “reclamar justicia por las violaciones, una paz inclusiva y sostenida, así como acceso a derechos y servicios básicos e integrales, incluidos los relacionados con la salud y los derechos sexuales y reproductivos” para las supervivientes de esta violencia.
Para erradicar esta lacra que se utiliza como arma de guerra e instrumento de control se requiere, por un lado, eliminar sus causas iniciales como la desigualdad de género y, por otro documentar e investigar los delitos de violencia sexual, con el objetivo de poder hacer justicia y posteriormente poner fin a los ciclos de conflicto y garantizar que no se repitan.

ONU Mujeres quiere destacar positivamente las estrategias locales enfocadas en la búsqueda de justicia para las víctimas, tales como el proceso iniciado por la Comisión para el Reconocimiento y la Verificación de la Condición de Víctima de la Violencia Sexual en Kosovo, para reparación a las y los sobrevivientes de la violencia sexual. En este marco, en febrero de 2018, se otorgó por primera vez una pensión mensual vitalicia a más de 300 supervivientes para la reparación del daño sufrido. En este mismo sentido, Guatemala condenó a cuatro altos cargos del ejército por sus crímenes, y la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Gambia celebró audiencias para investigar presuntas violaciones de los derechos humanos durante los 22 años de mandato del expresidente de Gambia.

No obstante, el trabajo para la eliminación de las violaciones vigentes, y la restitución de la justicia de las víctimas debe continuar. Este año, el Consejo de Seguridad adoptó la resolución 2467 (S/RES/2467 (2019), que reconoce la necesidad de adoptar un enfoque centrado en las y los supervivientes para prevenir y atajar la violencia sexual en los conflictos. 

ONU Mujeres y Justice Rapid Response se comprometen a apoyar las investigaciones de las Naciones Unidas y las iniciativas locales enfocadas en el acceso a la justicia y la reparación del daño.

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!