El movimiento feminista turco consigue paralizar la propuesta de ley que evitaría condenas a violadores

Foto: SEDAT SUNA

El pasado viernes 18 de noviembre,  el Partido Justicia y Desarrollo (AKP) aprobó en el Parlamento, una ley que permitía la exención de pena a personas con una condena de violación a menores, siempre que éstos se casasen con la víctima y sin que mediara fuerza ni amenaza.

Miles de personas, convocadas por agrupaciones feministas turcas, se han movilizado con el lema “El abuso no se puede legalizar” en las localidades de Esmirna, Ankara y Estambul durante el fin de semana.

Christophe Boulierac, portavoz de UNICEF (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia)  manifestó su preocupación al día siguiente, refiriendo a la Agencia France-Presse “estas formas de violencia cometidas con niñas son delitos que deberían ser castigados como tales, y en todos los casos debería prevalecer el interés de la niña”. El matrimonio infantil es una de las formas de violencia contra la mujer según la Organización de Naciones Unidas.

Tras la presión de movimientos sociales y organismos internacionales, el primer ministro, Binali Yildirim ha declarado esta mañana la retirada de la enmienda que iba a ser votada en el Parlamento.

Para más información consulta los siguientes enlaces:

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!