¿Es eficaz la LIVG para erradicar la violencia de género? 1a parte: Órdenes de protección

Por Jessica Fillol @JessicaFillol

Artículo publicado originalmente en el Blog de Jessica Fillol

Con frecuencia habréis leído en entornos masculinistas o simplemente desinformados que la Ley Integral contra la Violencia de Género (LIVG) no sirve porque no evita que a las mujeres las sigan asesinando, que las cifras de mujeres asesinadas por su pareja o su expareja siguen constante o incluso aumentando y por lo tanto habría que abolir esa ley que no sirve para nada. Para desmentir ese argumento basta con acudir a las cifras oficiales.

Satellite

 

A simple vista observando la gráfica podría parecer que las cifras de mujeres asesinadas por violencia de género permanece constante y que por lo tanto nada de lo que se ha hecho en 10 años ha servido para evitar feminicidios, ¡vaya forma de malgastar el dinero! O peor aún: que mueren más porque la Ley contra la Violencia de Género crea resentimiento en los hombres. Como si la culpa de que los hombres asesinaran a las mujeres que no pueden controlar fuese de la ley que castiga a los maltratadores (de aquella manera) y no de los propios maltratadores quecreen que tienen derecho a imponer su voluntad y si no lo consiguen se sienten ellos víctimas.

Pero este planteamiento encierra un problema básico: la población no se ha mantenido constante desde 1999, y por lo tanto estamos comparando magnitudes diferentes. ¿O las medidas contra la violencia de género de mi pueblo (El Prat, 63.000 habitantes) son más efectivas porque matan a menos mujeres que las que aplican en la Comunidad de Madrid (más de 6 millones de personas)? Lo correcto es comparar las cifras en términos de x por millón, y hablar de ratio para poder estimar la evolución comparando ambas cifras a lo largo del tiempo. De lo contrario, como diría la inefable Ana Botella, estamos comparando peras con manzanas y las conclusiones serán erróneas. Me he entretenido en consultar los datos del padrón municipal en el INE año a año y cruzar las cifras de población con algunos datos sobre violencia de género, y estos son los resultados.

Por cierto, para quienes dicen que no se dan datos de hombres víctimas de violencia doméstica porque Zapatero silenció el holocausto masculino… En fin: aquí están los datos, si queréis por ejemplo descargaros el resumen en excel del 2011 al 2014 veréis los datos desglosados en violencia de género y violencia doméstica, víctimas hombres y mujeres. Si a mí me ha llevado menos de dos minutos la búsqueda, esas asociaciones que dedican personal, tiempo y recursos a hacer cherry-picking y recopilar “datos”, no sé si es que mienten abiertamente o no son capaces de encontrar algo tan sencillo.

Pero vayamos al tema, que me desvío.

 

rario muertes vg

 

El cuento cambia un poco. Si bien tampoco es como para descorchar el cava, a partir del año 2011 se acentúa latendencia a la baja. En el 1999 que fue cuando empezaron a recopilarse datos para confeccionar la estadística, el ratio de mujeres víctimas mortales por violencia de género fue de 2,63 por millón y 54 mujeres asesinadas. El pico se alcanzó en el año 2008 con 76 víctimas y un ratio de 3,26 por millón, y a partir de ahí puede observarse que la tendencia es a la baja. Es decir, aunque el número global de  víctimas permanecen más o menos constante, dado que la población ha ido aumentando progresivamente, el ratio por millón es cada vez más bajo.

tabla muertes vg

 

¿Y qué ocurre cuando, además de por la población, comparamos las víctimas con las cifras de denuncias y con las órdenes de protección concedidas? Tal vez así podamos tener una foto más completa de la efectividad de la LIVG o si más bien lo que ocurre es que los jueces siguen careciendo de formación a la hora de aplicarla, si por mucho que denunciemos no nos hacen ni puñetero caso, y si en una palabra, si el problema es que falta desarrollar la ley de forma integral.

Las cifras de víctimas que previamente habían denunciado o que tenían orden de protección en vigor la he extraído del informe anual del INE sobre indicadores de género, punto 7.2. En su web solo hay datos desde el 2006. Los datos referidos a denuncias, condenas y órdenes de protección están extraídos del informe anual del Consejo General del Poder Judicial.

De entrada, me llama poderosamente la atención la evolución del ratio de solicitudes de órdenes de protección.

evolución trimestral ordenes de protección

Pero claro, si ves que el ratio % entre las que se solicitan y las que efectivamente se conceden ha ido bajando con el paso del tiempo, es lógico que cada vez se pidan menos. ¿Para qué vas a pedir orden de protección si las posibilidades de que te la denieguen son altas?

ordenes de protección adoptadas

Evolución del número de denuncias por violencia de género con medidas de protección y sin medidas de protección

Evolución del número de denuncias por violencia de género con medidas de protección y sin medidas de protección. Fuente: El Diario

Esto nos indica que pese a la implantación de la Ley Integral Contra la Violencia de Género, si no se aplican los protocolos, si se deniegan órdenes de protección porque no se evalúa correctamente el riesgo, si se deja a las mujeres desprotegidas, es lógico que el ratio de víctimas de violencia mortales de género no termine de bajar. El problema no es la LIVG (pdf), que prevé una serie de mecanismos y de medidas para proteger a las mujeres víctimas de maltrato que están bien planteadas: el problema es el desarrollo de la ley, que no se lleva a cabo de forma integral, los juzgados carecen de medios suficientes y las personas que tienen que encargarse de ponerla en práctica carecen de formación, de sensibilidad y muchas veces siquiera de malditas ganas.

Mientras las administraciones y en particular la administración de Justicia nos deja solas y desamparadas mientras nos sigue gritando “¡denuncia mujer! Si no denuncias no podemos ayudarte“, nosotras tenemos claro que si no ponemos nosotras los medios para librarnos de esta lacra, nadie lo va a hacer por nosotras porque total, solo somos mujeres, ¿a quien le importa?

Ver el artículo en el Blog Jessica Fillol.es

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!

TwitterFacebookGoogle+LinkedInGoogle BookmarksFlipboardEmailPrint