La primera denuncia contra un profesor por una actividad contra la violencia de género

Hoy, 18 de diciembre de 2019, un profesor del IES Luis Carrillo de Sotomayor ha tenido que declarara ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Baena por la denuncia interpuesta por la familia de uno de los miembros de su alumnado. Este hecho convierta a este caso en la primera denuncia de esta naturaleza, en la que la familia denuncia al profesor por la asistencia del menor a una actividad contra la Violencia de Género por motivo del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

La familia denunciante considera que el centro debería haberles comunicado que se iba a proyectar el vídeo de Ana Orantes en el que contaba en directo en Canal Sur los malos tratos que había sufrido en manos de su marido 15 días antes de ser asesinada por el mismo. Su alegato, que este tipo de actividades no forman parte del currículo escolar, por lo que el centro debe comunicar a quien sustenta la tutela o patria potestad la impartición de estas acciones.

En la misma línea se ha pronunciado Rafael Saco, portavoz de Vox de la Diputación de Córdoba, quien dice que esta familia ha dado “un paso adelante y un paso valiente para denunciar el adoctrinamiento en las aulas”. Considera que la realización de este tipo de eventos supone “un atentado contra la libertad” de las familias de decidir qué tipo de educación quieren, sobre todo cuando no son parte del currículo escolar.

Sin embargo, el director general de Atención a la Diversidad, Participación y Convivencia Escolar de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, Daniel Bermúdez de Boza, instó a los centros educativos a que celebrasen actividades en defensa de la igualdad y contra la violencia de género” a través de una circular el 22 de noviembre de 2019.

Para el sindicato USTEAla actuación de los profesionales está amparada tanto por la circular antes citada como por distinta normativa de mayor rango“, por lo que el asunto no tendrá “ningún recorrido jurídico“. Es más, comentan que es un deber para el profesorado “trabajar en el aula la igualdad entre mujeres y hombres y sensibilizar contra la violencia machista. Consideran que estamos ante “un clima caza de brujas“, y que el gobierno de la Junta de Andalucía y su titular de Educación son responsables por “asumir propuestas absolutamente disparatadas de Vox. Ante los acontecimientos, le exige a la Junta que no implante el Pin Parental.

Por su parte, desde la Consejería de Educación y Deporte se está apoyando y defendiendo el desarrollo de la actividad realizada dentro del Plan de Igualdad del centro. Han comunicado que “tanto la Dirección General de Atención a la Diversidad, Participación y Convivencia Escolar, como la Inspección Educativa, están en contacto con el centro educativo y su equipo directivo, que disponen del apoyo del servicio jurídico de la Consejería, si así lo estimaran necesario“.

La Consejería de Educación reconoce la importancia de que se visibilicen todas las actuaciones que los centros educativos realizan, para así contribuir a que no se normalice en la sociedad la violencia contra las mujeres  por lo que “seguirá instando a los centros educativos a continuar avanzando en el desarrollo de actuaciones de sensibilización, rechazo y denuncia de la violencia de género, dirigidas a la comunidad educativa y a su entorno“.

Para más información consulta los siguientes enlaces:

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!