La Universidad Complutense de Madrid (UCM) decide ocultar el feminismo

La élite de la Universidad Complutense de Madrid ha decidido acabar con los tres másteres de feminismo y género que existían en la Universidad sin consultar democráticamente a quienes conforman la Universidad. Fusionando estos-Máster en Estudios Feministas, Máster de Mujeres y Salud y Máster en Igualdad de Género en las Ciencias Sociales– en uno de ‘Estudios de Género’ , invisibilizando así la lucha de una teoría y práctica -el Feminismo- que tiene más de dos siglos de Historia.

El Master de Estudios Feministas contaba este año con 40 alumnas, el Máster de Mujeres y Salud con 20 y el Máster en Igualdad de Género en las Ciencias Sociales, cuenta con pocas matriculaciones, lo que no debería servir de referencia para su eliminación, ya que en otros másteres de la UCM con 7 u 8 estudiantes se mantienen.

Un conjunto de estudiantes feministas y activistas han creado el grupo “Salvar Máster de Feminismos UCM” para denunciar la decisión.

En su manifiesto, las estudiantes explican que este nuevo “Máster en Estudios de Género” implica un movimiento ideológico capitalista y patriarcal propio de un sistema autoritario que, mediante una decisión no consensuada, provoca la desvalorización e invisibilización de la mirada feminista en la academia, la desaparición de materias a impartir, la reducción de una mirada especializada en cada una de las disciplinas que acogían estos másteres…etc. Además evita el uso en el título del máster de la palabra “feminismo” para suavizarlo con el de “género”.

“Si queremos construir una sociedad verdaderamente igualitaria, más allá de los dobles discursos y el espejismo de la igualdad, hay que apostar por una educación que contemple el feminismo como base, porque esto permite tener una mirada reflexiva e incorporar una postura crítica cuando hay un retroceso en derechos, como el caso que nos moviliza en este contexto, el que nos lleva a cuestionar las decisiones que nuestros organismos públicos llevan a cabo de forma opaca y poco democrática”.

Además el cambio de máster semipresencial a presencial sigue limitando el acceso a la educación pública a quienes no cuentan con los recursos necesarios para pagar las matrículas cada día más altas.

Por si esto no fuese suficiente, la academia de la UCM ha decidido que la coordinación del máster esté a cargo de un hombre. “Es el colmo de las contradicciones”, aseguran las estudiantes.

 

Fuente:

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!