Las organizaciones feministas contra la maternidad subrogada

Desde hace mucho tiempo hay movimientos independientes, como No Somos Vasijas, contra esta práctica cada vez más popular en nuestra sociedad. Se considera que se trata de una práctica que comercializa tanto a mujeres, a las que se despersonaliza convirtiéndolas en meras máquinas gestante, como a niños y niñas producto de la transacción económica entre padres comitentes, la clínica intermediaria y la mujer gestante.

Ahora, más de 50 organizaciones feministas se han unido en la Red Estatal Contra el Alquiler de Vientres para luchar de forma conjunta contra el “neoliberalismo patriarcal” que abre “una nueva industria en la que comercializan con nuestra capacidad reproductiva y, por tanto, con nuestras vidas en beneficio de terceras personas”.

La primera movilización de la Red es una concentración el día 6 de mayo de 2017 a las 12h frente al Hotel Meliá de Avenida de América, puesto que ese día se celebrará en el hotel la feria Surrofair. Desde la Red  se entiende que esta feria choca con la legalidad vigente, puesto que la Ley sobre técnicas de reproducción humana asistida establece la prohibición de este tipo de prácticas sea de forma altruista o habiendo contraprestación económica, por lo que será nulo de pleno derecho todo contrato firmado bajo dichos términos.

Además la Red ha iniciado una campaña de recogida de firmas para paralizar la feria Surrofair que se va a celebrar el 6 de mayo de 2017.

Para más información consulta los siguientes enlaces:

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!