Los servicios de tele-asistencia en Madrid podrían detectar presuntos malos tratos

En el Ayuntamiento de Madrid se ha planteado recientemente una posible solución para aquellas mujeres mayores de 65 que, pudiendo estar sufriendo supuestos  “malos tratos”, no son conscientes de esto, no tienen contacto con los Servicios Sociales del Ayuntamiento o no denuncian al agresor.  Pero, muchas de ellas son usuarias de otros servicios municipales,  tales como los centros de mayores, la tele-asistencia e, incluso, de las actividades deportivas en los centros deportivos municipales;  por lo que se recurrirá a una acción que pueda ayudar a la detección y prevención de la Violencia de Género.

Se trata de la implementación de cursos de formación en esta materia, que capacite al personal de esos Centros de Servicios Municipales que tratan directamente con las personas mayores,   para que puedan detectar un presunto caso de malos tratos.  Así lo manifestaba el Delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, al diario La Razón, al finalizar el Comité de crisis del Ayuntamiento, con muchas más autoridades locales, que fue convocado a raíz de los  hechos acaecidos en el distrito de Tetuán que cobró la vida de una mujer, una víctima más de la violencia machista. «El objetivo es lograr la atención temprana de esos casos de violencia de género», revelaba D. José Aniorte a ese diario.

También en los casos de ayuda a domicilio, las personas que acuden a facilitar algunas cuestiones domésticas a parejas mayores pueden ser formados para observar si existen dinámicas de violencia machista”, añadió Aniorte.

Dentro de la acción de la formación propuesta también se podrían organizar talleres con profesionales del trabajo social municipal, dirigido a mujeres y allí abordar cuestiones de violencia machista, que las víctimas seguramente llevan décadas sufriendo y podrían haber  normalizado, tal como se detalla por el delegado de Igualdad y Bienestar Social.

La eficacia que traería esta medida es explicada a los medios de comunicación, refiriéndose a los resultados obtenidos por el SERMAS (Servicio Madrileño de Salud, de la Comunidad de Madrid),  donde además de la formación existe un plan de coordinación en una red de atención integral.  Es una opción que ayudaría en la prevención temprana, pero no sería suficiente con esa única acción, por el contrario, la ampliación de la formación a todos los servicios municipales, requeriría también unos protocolos y una coordinación con los servicios integrales de atención, similares a los que operan con el SERMAS.

Aunque tales propuestas aún no han sido presentadas ante el Consistorio, son una buena opción, y hacen parte de una gran batería de medidas para la localidad de Madrid, con fundamento en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, pero que tendrán que esperar la oportunidad y el trámite legislativo para su aprobación.

Para más información consulta los siguientes enlaces: 

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!