Violencia de género: 12 mujeres asesinadas en lo que va de 2019

El 016 es el número telefónico de atención profesionalizada a víctimas de violencia de género. Es gratuito, está disponible las 24 horas del día, los 365 días al año y atiende en 52 idiomas. Las personas con discapacidad auditiva y/o del habla pueden comunicarse con el 016 a través de los siguientes medios: Teléfono de texto (DTS) a través del número 900 116 016,  https://www.telesor.es y Servicio de videointerpretación SVIsual a través de la página http://www.svisual.org.

 

No ha acabado el mes de marzo y en lo que llevamos de 2019 han sido asesinadas 12 mujeres en España por sus parejas o exparejas, existiendo, además, un caso en investigación. En apenas 15 años y desde 2003, año en el que comenzaron los registros de este tipo de violencia machista, 987 mujeres han sido asesinadas por sus parejas y exparejas en nuestro país.

Con fecha de actualización de 11 de marzo, los datos son incontestables. Y lo son cuantitativa y cualitativamente. También son incontestables por la fuente oficial que proporciona las cifras: la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, adscrito al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, y creado a tenor de lo establecido en el artículo 29 de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de protección Integral contra la Violencia de Género.

Si analizamos las características sociodemográficas que proporcionan los datos de este órgano superior, se puede corroborar una vez más que la violencia de género afecta a mujeres de todas las edades. En este sentido y centrándonos en los asesinatos contabilizados hasta la fecha en 2019, 4 de las mujeres asesinadas tenían menos de 30 años, incluso una de ellas era menor de edad. Por otro lado, 3 de las víctimas mortales superaban los 60 años, una de ellas 85 o más años. El resto tenía una edad comprendida entre los 41 y los 60 años. Igualmente, esta diversidad de edad también se encuentra entre los investigados por el asesinato: 3 de ellos eran menores de 40 años, incluso uno de ellos no superaba los 20, mientras que 3 eran mayores de 61 años y 6 tenían una edad comprendida entre los 41 y 60 años.

Por otro lado, resulta necesario matizar que en estas primeras semanas de 2019 la mayoría de las víctimas y de los investigados por el crimen eran de nacionalidad española, en concreto 9 mujeres y 8 hombres. Analizando los últimos informes desde 2012, estas cifras siguen las mismas tendencias: alrededor del 65%-70% de los investigados son de nacionalidad española.

Según las características relacionadas con la tutela institucional, en 11 de los 12 casos no había denuncias previas, tampoco interpuestas por otras personas del entorno de la mujer asesinada. En el único caso en el que sí había denuncia previa, interpuesta por la víctima, las medidas solicitadas y establecidas no estaban en vigor por el fin del periodo de vigencia.

En términos comparativos con respecto al mismo periodo del año anterior, los datos de 2019 duplican los de 2018, en el que fueron asesinadas 5 mujeres durante ese mismo periodo. En el caso concreto de lo que llevamos de año, de las 12 mujeres asesinadas,  3 lo fueron durante el día del 8M o en las 48 horas inmediatamente posteriores en diferentes puntos del país: Madrid, Málaga y Pontevedra.

Por otro lado, y en la línea marcada por la Ley de Protección a la Infancia y a la Adolescencia de 2015 y, por supuesto, por el Pacto de Estado contra de la Violencia de Género de 2017, no se puede hablar de este tipo de violencia sin hablar de las hijas e hijos menores que se ven afectados por ella. En este sentido, según detalla la Delegación del Gobierno, 9 menores han quedado huérfanos y huérfanas en lo que va de año por este tipo concreto de violencia contra las mujeres. Ampliado el espacio temporal desde 2013, primer año del que se tienen registros, hasta la fecha actual, han quedado huérfanos y huérfanas un total de 239 menores de edad por violencia de género. Por su parte, y también en esa franja temporal, es decir, en apenas 5 años, 27 menores han sido asesinados y asesinadas en el contexto de violencia de género contra su madre en España. Sin embargo, todos estos datos no están desagregados por sexo.

Como sabemos, y aunque fue una ley pionera en el mundo, la Ley Integral de 2004 recoge un concepto “restringido” de violencia de género, por lo que las estadísticas oficiales anteriormente mencionadas solo incluyen a las mujeres asesinadas por “parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia” (art. 1.1).

Es cierto, al mismo tiempo, que el Pacto de Estado de 2017 admite la necesidad de “declarar que son también formas de violencia contra las mujeres, conforme al Convenio de Estambul, la violencia física, psicológica y sexual, incluida la violación; la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado, el acoso sexual y el acoso por razones de género, el aborto forzado y la esterilización forzada, incluso en los casos en que no exista con el agresor la relación requerida para la aplicación de la Ley Orgánica 1/2004“.

Por ejemplo, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género envió una reciente circular a todas las Unidades de Violencia para comenzar a recabar información sobre asesinatos machistas, no solo en el ámbito de la pareja y expareja. Por su parte, el Consejo General del Poder Judicial, a través de su Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, anunció en 2018 que también comenzaría a contabilizar los casos existentes en este sentido. La magistrada Gloria Poyatos, presidenta de la Asociación de Mujeres Juezas de España, afirma a este respecto que “el hecho de contar con estadísticas de todas las formas de violencia que se ejercen contra las mujeres sería ya un paso enorme y permitiría vislumbrar que el número de víctimas de violencia se va a triplicar o incluso cuadruplicarse en el momento en el que se recojan las violencias reconocidas por el Convenio de Estambul” por lo que “si tuviéramos estadísticas reales de las violencias contra las mujeres, no sólo las que se producen en el seno de la pareja o expareja como ahora, nos daríamos cuenta de que la situación de la mujer es de extrema gravedad en la actual sociedad, a pesar de que jurídicamente se haya conquistado la igualdad formal”.

En definitiva, actualmente no conocemos con exactitud el número total de casos de asesinatos machistas, a excepción de lo contemplado por la LO 1/2004. Lo que sí es seguro, como afirma Poyatos, es que con las incorporaciones estadísticas que han empezado a ponerse en marcha desde algunos organismos oficiales, las cifras aumentarán de manera significativa. Por ejemplo, y según su última actualización del 11 de marzo, Feminicidio.net, organización que lleva desde 2010 contabilizando todos los asesinatos de mujeres a manos de hombres, independientemente de si hubo o no relación sentimental, señala que ha habido 18 casos en España durante este mismo periodo de 2019 , 6 más que las cifras oficiales.

 

Para más información, consulte los siguientes enlaces:

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!