El gobierno de Castilla-La Mancha prevé aumentar las  ayudas al alquiler destinadas a las mujeres víctimas de violencia de género hasta 750 euros, contando con un presupuesto de medio millón de euros, con cargo al Pacto de Estado, que termina este año.