Achie, activista etíope que lucha por los derechos de las niñas

Achie tiene 17 años y es una joven de Etiopía que lucha por los derechos de las niñas en su país y en el mundo para que tengan las mismas oportunidades que los varones.

“No quiero convertirme en un instrumento para el sexo”.

Lo dijo en la Cumbre de Gobiernos del Mundo, en donde ante un público abarrotado, reivindicó el derecho a ir a la escuela, a poder hacerlo sin temor a ser violadas en el camino. Con anterioridad ya había participado como ponente en la Comisión del Estado de las Mujeres en Nueva York y en sus encuentros paralelos.

Desde los 15 años ha formado parte de varias organizaciones en defensa de los derechos de las niñas en su país. También es miembro de la ONG internacional Let Girls Lead, por lo que ha sido elegida en varias ocasiones para dar voz a todas esas niñas en este tipo de eventos.

“El primer problema de las mujeres es la brecha educativa. Y es emocionante sentir que puedes cambiar algo.”

El Índice de Desarrollo Humano corrobora su denuncia: la media de escolarización de los hombres es más del doble que el de las mujeres en su país, 3,6 frente a 1,4.

“Les dan educación a los chicos porque creen que ellos van a tener éxito. A lo mejor a alguien no le gusta mi mensaje y respeto su punto de vista, pero pienso que están equivocados”.

Son las palabras que ofrece a quienes tratan de justificar el matrimonio infantil o la mutilación genital femenina, impidiendo así que la igualdad de género sea una realidad. Una investigación del Population Council reveló que en Etiopía, las niñas de 10 a 14 años que habían cursado dos años de formación, eran un 90% menos propensas a casarse en comparación con las que no acudían al colegio. Este porcentaje llega al 94% en las comunidades que proporcionan material escolar gratuito a niñas de 12 a 14 años. La relación entre el matrimonio y el abandono escolar es muy estrecha. Por eso defiende Achie que las niñas no deben casarse, más aún si ello supone tener que abandonar el colegio.

El Gobierno de Etiopía se ha comprometido a acabar con el matrimonio infantil para 2025, y a erradicar todas las prácitcas nocivas para 2030, entre ellas la ablación. No será tarea fácil, ya que según el Estado Mundial de la Infancia 2015, elaborada por Unicef, el 16% de las mujeres en Etiopía fueron casadas antes de los 15 y el 41% antes de los 18. Los datos de la mutilación genital femenina son más extremos aún: el 74% de las mujeres de entre 15 y 49 años lo ha sufrido.

Las voces como la de Achie, desde luego, ayudan a que esos objetivos se conviertan en realidad.

Para más información visita:

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!