#19J: Cachemira. 70 años de violencia sexual

En 1947 el subcontinente indio obtiene la independencia del Imperio Británico, y al mismo tiempo se desestructura en distintos estados, quedando finalmente dividida la región en los estados conocidos actualmente República de la India, la República Islámica de Pakistán, el Reino de Bután, al República Popular de Bangladesh (antigua Pakistán Oriental) y República Federal Democrática de Nepal. La partición de los territorios que formarían parte de Pakistán y de la India se realizaría con base a la religión mayoritaria que fuese profesada en esas zonas, siendo las de mayoría musulmana constituyentes de Pakistán.  

El problema surge sobre la provincia de Cachemira, puesto que, aunque la población es mayoritariamente musulmana, el gobierno, presidido por el último Maharajá Hati Singh, hindú. Antes de la independencia de los distintos territorios, firma un acuerdo para la formación de un estado independiente de esta zona geográfica, pero en 1947 Pakistán invade los territorios de Cachemira donde hay mayoría musulmana y la respectiva respuesta india . Así pues, desde entonces la zona se encuentra inmersa en un conflicto en el que se han ido desarrollando guerras de forma consecutiva (1947, 1965 y 1999) por el dominio del territorio. Estas disputas han llegado a provocar un enfrentamiento entre China y la India en 1962 por Aksai Chin, por la construcción de carreteras en la zona por parte de la República Popular China.    

Este conflicto de larga duración, desde 1947 hasta nuestro días, tiene consecuencias nefastas para las mujeres que habitan en la provincia de Cachemira, puesto que con la excusa de la búsqueda de los insurgentes armados musulmanes, las fuerzas armadas indias inspeccionan domicilios y durante estas inspecciones muchas mujeres son violadas bajo la excusa de que están cobijando y alimentando a rebeldes, o que sus maridos, padres, hermanos e hijos son los rebeldes. La realidad, es que vivir en la zona en la que se va a desarrollar la inspección supone un riesgo para ser violada. En la actualidad no se cuentan con datos sobre la cantidad de mujeres que están sufriendo violencia sexual, pero se tienen las cifras de: 70.000 mujeres víctimas de violaciones con la partición del subcontinente en India y Pakistán; y 400.000 mujeres violadas con la separación de Bangladesh de Pakistán.                  

Mientras que las violaciones a mujeres y niñas por parte de las fuerzas armadas indias han sido para castigar a las acusadas de tener relación con la insurgencia musulmana. Los grupos de insurgentes usan la violencia sexual con el fin de vejar y humillar a la comunidad a la que pertenecen las mujeres, la mayor parte de ellas hindúes, mientras que los grupos indios suelen  arremeter contra las mujeres musulmanas.   

Aunque no hay mucha investigación sobre la violencia sexual que sufren las mujeres, tanto musulmanas como hindúes como sikhs, se han verificado que en año 1994 se dieron 200 violaciones solo en la región de Doda. Además se ha denunciado que existe esclavitud sexual en las instalaciones militares hindúes y el uso de la violencia sexual contra las personas detenidas en Azad Cachemira (zona administrada por Pakistán) por parte de las fuerzas seguridad pakistaníes.

 

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!