El debate sobre la prostitución vuelve a Barcelona

El ayuntamiento de Barcelona es contrario a la normativa actual sobre prostitución, que se basa en la criminalización de las trabajadoras sexuales. Ada Colau ha defendido que desde la administración se deben ofrecer alternativas de empleo y formación para “empoderar” a las mujeres que quieran salir de la prostitución, pero también ha puntualizado que además hay que escuchar a las que reivindican que lo hacen voluntariamente.

Laura Nuño, Directora Observatorio de Igualdad de Género, de la URJC, explica que “cuanta más vulnerabilidad tengan los contextos, más se abona el crecimiento de la prostitución” y “está claro que el 90% de la prostitución en nuestro país está unida a la trata”.

Últimamente, las trabajadoras sexuales de Barcelona se han organizado de diferentes formas para reclamar derechos laborales y para impedir su invisibilidad y la invisibilidad de la violencia que padecen. Entre 2010 y 2015 fueron asesinadas 31 personas que ejercían la prostitución a manos de sus clientes, de sus parejas y de mafias, según datos del informe ‘El feminicidio en el sistema prostitucional del Estado español 2010-2015’, elaborado a partir de casos publicados en periódicos, medios digitales y sentencias sobre asesinatos de mujeres que ejercían la prostitución.
En España no hay regulación estatal, ni prohibición, la prostitución es alegal; las mujeres pueden prostituirse sin cometer ningún delito, pero algunos ayuntamientos las sancionan con multas por “ofrecer servicios sexuales en la vía pública”.

Alcaldes y alcaldesas del PSC en el Baix Llobregat se han adherido al manifiesto del Movimiento Democrático de Mujeres y la Red de Municipios Libres de Tráfico de Mujeres y Niñas para la explotación sexual contra la regulación de la prostitución. En un comunicado, han anunciado que presentarán mociones en los plenos municipales.

Para más información:

El Mundo: Colau niega que Barcelona tenga un plan para regular la prostitución

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!