Algunos datos sobre femicidios en América Latina y el Caribe en el año 2018

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en 15 países de América Latina y el Caribe al menos 3.287 mujeres han sido víctimas de feminicidio o femicidio en 2018. Cabe destacar que la clasificación depende de cada país y es necesario tipificar para contar, por eso importante diferenciar ambos términos: mientras el femicidio se refiere a la muerte violenta de una mujer cometida por un hombre por el simple hecho de ser mujer, con independencia que ésta se cometa en el ámbito público o privado y que exista o haya existido o no, alguna relación entre agresor y víctima; al feminicidio según Marcela Lagarde, se le agrega “un significado político para denunciar la inactividad, con claro incumplimiento de las convenciones internacionales de los Estados, en una lucha eficaz, contundente, seria e inflexible contra estos brutales crímenes y sus autores, y , así, al conjunto de hechos que contienen los crímenes y las desapariciones de mujeres cuando concurra, el silencio, la omisión, la negligencia, la inactividad de las autoridades encargadas de prevenir y erradicar estos crímenes. Hay feminicidio cuando el Estado no da garantías a las mujeres y no crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en el hogar, ni en el lugar de trabajo, en la vía pública o en lugares de ocio“.

Según Eugenio Zaffaroni (2011) “el caso de América Latina el femicidio y feminicidio alcanza altos índices de ocurrencia, goza de aceptación y permisividad social, al mismo tiempo que, con frecuencia, es justificado por los medios de comunicación; estos hechos lo convierten en un problema que sin dudas se constituye como una de las principales amenazas a la igualdad en la actualidad y el devenir de la sociedad latinoamericana“.

A pesar de las movilizaciones de los últimos tiempos, y los reclamos en materia de políticas que reduzcan la violencia de género y promuevan la igualdad, América Latina y el Caribe continúa siendo una de las regiones del mundo con cifras más altas en materia de femicidios. Los países donde la tasa de feminicidios por cada 100.000 mujeres es mayor son: El Salvador, Honduras, Bolivia, Guatemala, y la República Dominicana. Estos datos se encuentran vinculados a la escasez de políticas públicas por parte de los gobiernos de la región que incluyan no sólo más presupuesto, sino también más claridad e informes sobre los hechos, lo que permitirá una mejor gestión referida a reducir la desigualdad en materia cultural-social, económica y política que ha sido perpetuada en el tiempo.

Según Esther Pineda -Socióloga, Magister Scientiarum en Estudios de la Mujer, Doctora y Postdoctora en Ciencias Sociales, egresada de la Universidad Central de Venezuela (2019)- en la mayoría de los países latinoamericanos no se hace un seguimiento, sistematización y publicación de las estadísticas en materia de violencia por razones de género, menos aún de los casos de femicidio y feminicidio.

Es por ello que desglosar cada situación particular permite establecer un análisis más profundo para poder actuar de forma puntual en cada caso, atendiendo las demandas específicas de cada sociedad en los países Latinoamericanos, y para ello se requiere de una decisión política que incluya concienciación en las cúpulas más altas del poder político y en la sociedad, además de políticas de estado que perduren y se mantengan en el tiempo.

Para más información consulta los siguientes enlaces: 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!