[Campaña 8M] 8M: nuestro, internacional y reivindicativo.

Este artículo forma parte de la campaña de activismo que se va a llevar a cabo con motivo del día 8 de marzo, en el marco del proyecto “Banco de Buenas Prácticas para la prevención de la Violencia de Género y Educar en Igualdad, hacia un voluntariado 2.0 por el Buen Trato”, gracias a la financiación del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad a través del I.R.P.F “OTROS FINES DE INTERÉS SOCIAL”.

El 2018 marcó un antes y un después en la historia del movimiento feminista. Fue el año que muchas llamaron the year of the women (el año de la mujer), y no sin motivo.

Tras la primera huelga internacional de mujeres en 2017, en la cuál tomaron parte unos 70 países, las mujeres se unieron bajo el lema “Ni una menos, vivas nos queremos” para hacer visible la desigualdad y la violencia a la que están sometidas las mujeres. Sería esta primera movilización la que encendería la chispa, la que daría pie a un nuevo activismo del movimiento feminista que tomaría todas las esferas de la sociedad.

Así, el 2018 dio paso a un tipo de activismo que ha ido cobrando vida, y hoy es visible mundialmente; el Hashtag Activismo. Gracias a las redes sociales, las mujeres de todo el mundo se pusieron de acuerdo para decir basta, para poner cese a la violencia de género a través de las redes sociales. De esta forma, el movimiento #Metoo se convirtió en uno de los ejes de este activismo, que ha empujado a la unión de movimiento feminista, convirtiéndolo en un movimiento interseccional e intergeneracional, donde millones de mujeres de todas las edades salieron a la calle para hacer ver que más de la mitad del mundo vive en desigualdad, haciendo ver que; “si las mujeres paran, el mundo se para”.

Asimismo “the year of the women” no solo trajo un nuevo tipo de activismo, en este año el feminismo también se hizo un hueco en la política, para establecer una esfera pública más igualitaria y diversa, para empezar a hacer una política feminista.

Con todo esto conseguido el movimiento no se plantea volver atrás, por eso el 2019 tiene que ser el año de la igualdad. Las mujeres ya se han hecho ver, ya se han hecho notar, y no en vano, han tomado su papel en la esfera pública, convencidas de que la acción ha de pasar a la política. Cómo se desarrollará esto en el 2019, es la pregunta clave para este año pues, otro año más, queda mucho por luchar y conseguir, y hay que encargarse de que el año de las mujeres, no se quede en ese año.

El 2018 consiguió abrir la caja de Pandora, en el 2019 hay que liberarse de todas las desigualdades a las que la mujer está sustenta, pues es el año de la responsabilidad, la responsabilidad de todos aquellos que están fallando a las mujeres. En este siglo las mujeres no van a parar, ahora que están consiguiendo tener voz e incidencia en la esfera pública y es por ello que se han unido bajo muchos lemas, pero con el mismo objetivo final, el de alcanzar la plena igualdad de derechos y condiciones de vida, y la total aceptación de su diversidad.

Es por todo esto que, en el 8M el movimiento feminista sigue saliendo para pedir fin a:

  • La desigualdad laboral, para hacer visible el espacio que ocupan las mujeres en el mundo laboral.
  • La desigualdad en los cuidados, para demostrar que los cuidados sí importan y para que los cuidados no recaigan siempre en las mujeres, pues es un bien social.
  • La educación patriarcal y machista, para hacer visible que los colegios, institutos y universidad son los principales espacios de socialización donde se reproducen valores patriarcales y machistas, para hacer ver que las mujeres quieren un espacio de equidad e igualdad social. Por un mundo y mas importante, una infancia sin diferenciación de género, pues es donde se empiezan a crear los estereotipos de género y la cultura patriarcal.
  • La discriminación y explotación en los comercios, para hacer ver que buscan la creación de comercios donde no exista la explotación laboral y se promueva un nuevo modelo de comercio sostenible

Todo esto para:

  • Que se valore la violencia de género como un problema social, que nos atañe a todas las personas. Para que se aplique de forma efectiva las leyes de violencia de género y se promueva la inclusión de violencia sexual, para proteger, reparar y hacer justicia. Para que los nuevos y tradicionales espacios sean seguros de violencia machista, discriminación y racismo. Para que todos los espacios reciban una formación feminista para que comprendan a qué discriminaciones pueden estar sujetas las mujeres.
  • Poder decidir sobre nuestro cuerpo, para que la maternidad no sea una dificultad a la hora de encontrar trabajo y para conseguir una atención a las hijas e hijos equitativa. Para establecer una sociedad que respete las diversidades sexuales y de identidad o expresión de genero. Para que el aborto salga del código penal y se reconozca como un derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.
  • Que se reconozca la migración como parte de los derechos humanos. Para que ninguna mujer se vea forzada a emigrar por razones políticas, económicas, bélicas, sociales y ambientales. Para que se haga efectiva la ley de Asilo y se acabe con las devoluciones en caliente. Para poner en valor, la interseccionalidad, y el valor de un “nosotras juntas”.
  • Conseguir un empleo digno, equidad de salario e igualdad de pensiones. Para poner fin a la brecha de género que condena a las mujeres a la precariedad laborar y las condena a una vejez empobrecida, debido a la dependencia económica. Para visibilizar y reconocer el valor y la dignidad del trabajo domestico y de cuidados. Para que se garanticen los servicios públicos y de protección social. Para que se den alternativas a mujeres migrantes y para detener la destrucción ambiental y construir una economía sostenible.

Este 8M las mujeres volverán a salir a la calle, volverán a tomas las calles, irán a la huelga para hacer ver que un espacio de igualdad, inclusivo, e interseccional es esencial, porque el 8M es suyo, internacional y reivindicativo, pero los otros 364 días restantes también. Porque la lucha por la igualdad es una lucha continua, el día de la mujer es siempre, como su desigualdad.

Para más información, consulte los siguientes enlaces:

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!