#25N La lucha contra la violencia de género: ahora más que nunca

Este artículo forma parte de la campaña de activismo que se va a llevar a cabo con motivo del día 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y los 16 días de activismo de ONU Mujeres, en el marco del proyecto “Banco de Buenas Prácticas para la prevención de la Violencia de Género y Educar en Igualdad, hacia un voluntariado 2.0 por el Buen Trato“, gracias a la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través del IRPF “OTROS FINES DE INTERÉS SOCIAL”


El pasado 25 de noviembre se conmemoraba el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y miles de personas acudieron a las más de 200 convocatorias realizadas por los colectivos feministas.

Esta respuesta social cobra más importancia si cabe en un contexto político como el actual, en el que la ultraderecha niega la violencia de género pese a las 52 víctimas oficiales que esta lacra ya ha dejado en 2019. De esta forma, por primera vez desde 2005, el Ayuntamiento de Madrid no ha realizado ninguna declaración institucional contra la violencia de género al no contar con el apoyo de Vox y por tanto, no existir la unanimidad necesaria para que se pueda realizar dicha declaración. Lourdes Hernández, presidenta del Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres declaraba que “Da pena y rabia asistir a un Acto del Ayuntamiento cuando previamente la voluntad de 4 concejales impone el silencio institucional frente a la barbarie. La sociedad española decidió no callar por empatía con las victimas y por ser una violencia que de manera clara atenta contra los valores básicos de la democracia“.

Desde el mencionado Foro -que convocó la manifestación de Madrid-  afirman que “Es hora de actuar. No podemos permanecer calladas contra este ataque a las mujeres ni permitir que se ponga en duda que el machismo mata”. Con la manifestación, no solo se pretendía recordar a las mujeres que han sido asesinadas y reivindicar los cambios y medidas que urge realizar, sino también prestar apoyo a todas aquellas mujeres que sufren la violencia de género, como las más de 30.000 mujeres que viven en España con una orden de protección.

Destacamos y reproducimos un fragmento del Manifiesto del pasado 25N, con el que el Foro difundió un mensaje claro al que Fundación Mujeres se adhiere:

Actualmente nos encontramos ante la irrupción de partidos y organizaciones de ultraderecha en nuestro país, con discursos machistas y negacionistas de la Violencia contra las Mujeres, que está provocando un rearme del Patriarcado, una guerra abierta contra las mujeres. Estos postulados retrógrados y discriminatorios, nos lleva a hacer pública aun más si cabe, nuestra indignación y nuestro posicionamiento claro de no cejar en nuestra batalla hasta conseguir, de una vez por todas, acabar con esta lacra social, que nos asesina por ser mujeres y a seguir avanzando hacia una sociedad más justa e igualitaria.
Nuestras cifras de mujeres asesinadas duplican a las oficiales y existe además un subregistro de asesinatos de mujeres e infancia abusa, especialmente de niñas. Por lo tanto, hay que corregir las estadísticas oficiales para dar cumplimiento al Convenio de Estambul.
Para visibilizar y condenar estos crímenes, en memoria de todas las asesinadas, como muestra de solidaridad con sus familias, así como con las más de 30.000 mujeres que viven en España con orden de protección y con las miles de mujeres que sufren la violencia en su vida cotidiana, damos inicio a este acto.
Cuando una mujer es asesinada, traficada, golpeada, se están vulnerando los DDHH. No se trata de un hecho aislado, que afecta exclusivamente a una mujer, atañe a la vida cotidiana de todas las personas, a la sociedad en su conjunto, porque se pierde la oportunidad de vivir en una sociedad más justa, más igualitaria y más libre.
Denunciamos la paralización del Pacto de Estado contra la Violencia Machista como consecuencia de la desidia y el abandono por parte de las distintas administraciones, que por falta de voluntad política, siguen sin ver como prioritario acabar con la Violencia hacia las Mujeres.
Ellas, las asesinadas, nos faltan, pero su recuerdo nos hace mas fuertes para seguir luchando y conseguir erradicar la violencia que sufrimos millones de mujeres en todo el mundo. Ya sea de modo personal o institucional hay que eliminar esa unión del patriarcado con el terrorismo machista.
La violencia machista hace imposible la convivencia democrática, impide el derecho a la igualdad y constituye un crimen intolerable contra los derechos humanos de las mujeres.
Violencia verbal, psicológica, económica, de maltrato abusivo, laboral, sexual son los mimbres del gran cesto que supone la violencia machista.
La sociedad patriarcal está basada en la desigualdad, entre muchas causas se encuentra la de la dependencia económica, precariedad laboral, feminización de la pobreza que sufren las mujeres víctimas de la violencia machista.

En el mismo sentido, desde Fundación Mujeres, la directora Marisa Soleto, defiende que “las ideas de Vox no son nuevas, estaban ahí y ahora, con su presencia mediática y la representación que le han dado las urnas, las difunde de forma masiva”. Asimismo insiste en la importancia de luchar contra la violencia machista y defender a los y las menores víctimas de esa violencia, avanzando en la aplicación de las medidas del Pacto de Estado.

La presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Ángeles Jaime de Pablo, también se ha posicionado a este respecto afirmando que “Sí que es verdad que estamos movilizadas, pero es lógico cuando ves que un grupo, con presencia en las distintas administraciones, cuestiona constantemente el relato y la realidad de la violencia de género”.

Finalmente, en un panorama como el anterior, cabe destacar que la Reina Letizia recibió recientemente el premio a la personalidad más destacada en la lucha contra la violencia de género por parte del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, donde quiso reflejar el “reconocimiento para todas las organizaciones e instituciones públicas de todos los ámbitos de la administración local, autonómica y estatal; instituciones privadas; organizaciones de todo tipo; profesional sanitario; trabajadores de los servicios sociales; todo el personal de la administración de Justicia; y miembros de los Cuerpos de Seguridad, además de los premiados” que trabajan en la lucha contra la violencia de género.

Para más información consulta los siguientes enlaces:

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!