[Campaña 8M] 8M: Jornada histórica de movilizaciones: “Somos imparables, feministas siempre”

Este artículo forma parte de la campaña de activismo que se va a llevar a cabo con motivo del día 8 de marzo, en el marco del proyecto “Banco de Buenas Prácticas para la prevención de la Violencia de Género y Educar en Igualdad, hacia un voluntariado 2.0 por el Buen Trato”, gracias a la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través del I.R.P.F “OTROS FINES DE INTERÉS SOCIAL”.

Este 8M se ha vuelto a probar: el Feminismo ya no es cosa de cuatro. Las calles del pasado 8M se han vestido de morado en una jornada histórica de movilizaciones feministas a lo largo de todo el país,  España siendo uno de los países en cabeza del Día Internacional de la Mujer.

Con más de mil motivos las manifestantes a lo largo y ancho del país han batido números históricos: 370.000 personas salieron en Madrid para pedir igualdad real, seguidas de 200.000 en Barcelona Valencia, y Zaragoza, 30.000 en Bilbao, 10.000 en Lugo… teniendo lugar más de 1.000 eventos en los que se pedía el cese a la violencia de genero, la desigualdad laboral, y una cultura feminista. Este 8M con distintos cánticos y en distintos idiomas, tres generaciones, niñas, adultas y ancianas, se unían para gritar “ni un paso atrás”, pues el feminismo ahora es política, “si nosotras paramos, se para el mundo”, porque las mujeres somos más de la mitad de la población y “solo y borracha, quiero llegar a casa”, porque la cultura machista sistémica nos está matando por el simple hecho de ser mujeres.

Asimismo, una vez más el feminismo ha demostrado que las movilizaciones pacificas pueden cambiar la historia, como es el caso de España, que ha demostrado que una huelga de 24 horas y paros de 2 horas pueden hacer mella, notándose mayormente en el sector sanitario y estudiantil, este ultimo batiendo record de participación, con 2,5 millones de estudiantes secundando la huelga, según el Sindicatos de Estudiantes.

De igual forma, ha habido una gran politización del 8M, en donde unos y otros partidos se disputaban la bandera feminista, haciendo notar que el feminismo político del siglo XXI no va a ser indiferente en las distintas agendas políticas. Notando, además, que las mujeres están ejerciendo de motor de cambio dentro de un sistema patriarcal que hay que reformar de arriba abajo, instaurando un sistema plural, inclusivo, antirracista y anticapitalista.

España ha sido un ejemplo de cómo la descentralización y movilización son motores de cambio. Internacionalmente, Argentina no se ha quedado atrás. Tras un duro año luchando por la legalización del aborto, las calles se volvieron a llenar de pañuelos verdes y violeta, para hacer notar que la lucha sigue. No tan sonadamente ha ocurrido en otros países como Brasil, Turquía, Francia, Italia o Bélgica que si bien es cierto que se han unido, la intensidad se ha dado en menor grado, pero no por ello es menos importante, pues este 8M también ha servido para ver que la semilla del Feminismo sigue creciendo y que ya ningún país, indistintamente de su política y cultura, es indiferente a la desigualdad de género.

Para más información, consulte los siguientes enlaces:

 

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!