El CGPJ confirma el repunte de la violencia de género desde el comienzo de la desescalada

Recordando el terrible asesinato en Úbeda, en el que un hombre asesinaba a su mujer y sus dos hijos y después se suicidaba, comenzaba la comparecencia ante el grupo de trabajo de política social de la Comisión de Reconstrucción de la Cámara baja de Mª Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ha confirmado el aumento de la violencia de género tras el confinamiento.

“como ocurre en 3 de cada 4 casos en España, esa mujer no había interpuesto una denuncia”

Mª Ángeles Carmona

Carmona, exponía la situación vivida por las mujeres víctimas de la violencia machista durante el confinamiento derivado del estado de alarma, tres meses en los que han tenido que convivir 24 horas con su agresor, una situación de extrema dureza para ellas teniendo en cuenta que, según los datos oficiales, el 75% de los hechos delictivos en materia de violencia de género se produce en el domicilio familiar.

Sin datos oficiales por la suspensión de los plazos procesales, Carmona advertía que, el número de denuncias pareció bajar en los primeros meses del confinamiento lo que entra en contradicción con el aumento de llamadas al 016, teléfono de atención a víctimas de violencia de género de la Delegación del Gobierno que, registró un crecimiento de hasta el 61,1%.

Con el comienzo de la desescalada, se ha producido un repunte de denuncias que, persiste a la fecha de su comparecencia.

“Es importante, pues, no olvidar estos casos y seguir trabajando para que las víctimas confíen en las instituciones y haya una respuesta por nuestra parte”

Mª Ángeles Carmona

Desde el CGPJ se ha elaborado un Plan de Choque para no colapsar los Juzgados que consta de dos documentos: uno general y otro específico de atención a personas en situación de especial vulnerabilidad, como son las víctimas de violencia de género.

En atención a estas, además, Carmona ha solicitado al Congreso que se impulsen las pertinentes modificaciones legislativas que mejoren la efectividad en la persecución de este tipo de delitos:

En primer lugar, la ampliación del concepto de violencia de género, incluyendo en él cualquier tipo de violencia que se ejerza sobre la mujer por el hecho de ser mujer, mediante la reforma de la Ley 1/2004, en coherencia con el Convenio de Estambul, del que España es firmante.

De igual forma, solicitaba la desaparición de la dispensa en el art. 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal con el fin de evitar la impunidad del asesino. Se trata de una medida no desarrollada pero que, como la anterior propuesta, también fue recogida en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, firmado en 2017.

 “Estos hechos de violencia ocurren en la intimidad, sin testigos y por ello las declaraciones de la víctima son, desde el punto de vista de la administración judicial, cruciales”

Mª Ángeles Carmona

Y , por último, la necesidad de introducir una especialidad en la carrera judicial de violencia de género y la obligatoriedad de realizar cursos de perspectiva de género para todos los jueces y juezas, sin importar su especialidad.

Para más información, consulte los siguientes enlaces:

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!