Naciones Unidas presenta un informe sobre la violencia obstétrica y su relación con los Derechos Humanos

La Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, Dubravka Šimonović, presentó en la Asamblea General de la ONU el informe acerca de un enfoque basado en los derechos humanos del maltrato y la violencia contra la mujer en los servicios de salud reproductiva, con especial hincapié en la atención del parto y la violencia obstétrica. Por primera vez, se ha hecho referencia a que lo sufrido en los servicios de salud reproductiva como violencia que vulnera los Derechos Humanos y la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Por ello, este informe ha sido catalogado como histórico por expertas en la materia.

El punto central en el que se hace hincapié es “la cuestión del consentimiento informado como derecho humano y como salvaguardia contra ese tipo de violencia“. Es una práctica bastante habitual que se lleva a cabo. Y parece algo lógico pensar que cualquier persona que va a recibir un tratamiento médico deba ser informada sobre el proceso, y que sea exigido que dé consentimiento para que se le pueda aplicar el mismo. Pero la “violencia contra las mujeres en el parto está tan normalizada que (todavía) no se considera violencia contra la mujer“. Por ello, no se informa ni se necesita el consentimiento expreso de las mujeres para practicar cesáreas o episiotomías.

Y es que, aunque no es un tipo de violencia explícitamente recogida en el derecho internacional, se recoge en el informe que en América Latina hay varios países que tienen tipificado como delito la violencia obstétrica. Conseguido gracias a que el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará recomendó a los Estados la promulgación de leyes que penalicen la violencia obstétrica“. La Relatora reclama a los Estados que desarrollen “leyes y políticas apropiadas para combatir y prevenir ese tipo de violencia” contra las mujeres.

Para más información, consulte los siguientes enlaces:

 

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!