#28S Buena Práctica contra la violencia de género: IPAS hacia un ecosistema de aborto sostenible

IPAS trabaja desde 1973 a nivel mundial para incrementar la capacidad de las mujeres en el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos, y reducir las muertes o lesiones derivadas de abortos inseguros. La organización enfoca sus esfuerzos en ampliar la disponibilidad y calidad de los servicios relacionados con la salud sexual y reproductiva de las mujeres; así como intervenir para mejorar el ambiente político en defensa del derecho a la protección de la salud y la seguridad personal.

En respuesta a la COVID-19 ha diseñado un plan de respuesta rápida para atender las necesidades de niñas y mujeres en todo el mundo en la prevención de embarazos no deseados y para proporcionar asistencia médica en condiciones de seguridad frente a los contagios durante la crisis sanitaria. 

La pandemia ha dejado al descubierto las barreras a las que las mujeres y niñas en todo el mundo se enfrentan para acceder a los servicios de salud, pues los recursos existentes se han derivado a cubrir las necesidades de pacientes por COVID-19, limitando aún más la asistencia en materia de salud sexual y reproductiva, denegando el acceso a centros médicos o reduciendo servicios para atender las necesidades que enfrenta la crisis actual.

Con objetivos concretos ajustados a las necesidades en los distintos territorios, IPAS, trabaja para:

  • Proporcionar a las mujeres la información que necesitan para autocontrolarse de forma segura el aborto inducido con medicamentos. 
  • Asegurar que los gobiernos identifiquen el aborto como un servicio de salud esencial.
  • Brindar a las entidades proveedoras de servicios de aborto la información, la capacitación y los suministros que necesitan, incluido el equipo de protección personal, para ofrecer servicios de aborto y anticonceptivos de manera segura.

Algunas iniciativas

  • Sensibilización e información de las comunidades en Malawi:

Mediante reuniones informativas, los y las jóvenes capacitadas por IPAS informan a los jefes o líderes comunitarios de las comunidades sobre salud sexual y reproductiva para concienciar sobre la necesidad de prevenir embarazos no deseados y  proteger los servicios de asistencia médica como esenciales, en un país en el que el embarazo no deseado supone cada año el 18% de las muertes por aborto inseguro.

"Muchos fondos se han redirigido a COVID-19. Esto ha llevado a un aumento de los embarazos no planeados entre mujeres y niñas en edad escolar, lo que de una forma u otra conducirá a muchos abortos inseguros. También hay un aumento de las infecciones de transmisión sexual, ya que los clubes a los que los jóvenes podían acudir para obtener información sobre salud sexual y reproductiva están cerrados y ahora no reciben información sobre cómo protegerse." Tisungane Sitima, activista y presidenta de la iniciativa IPAS Malawi
  • Vídeos informativos sobre autocontrol de un aborto seguro Centroamérica y México

IPAS crea dos vídeos informativos en español sobre cómo las mujeres pueden autocontrolarse de manera segura un aborto usando misoprostol. Las visitas que han soportado estos vídeos en la web ha dejado entrever la necesidad de mujeres en  todo el mundo de información clara y precisa sobre cómo hacerlo de manera segura. Durante la crisis por la COVID-19, se percibe un aumento muy significativo de visitas por lo que IPAS ha revisado y ampliado el vídeo inicial ofreciendo ahora un nuevo material con secciones adicionales: como complicaciones durante el proceso y cuándo buscar apoyo médico, y cómo confirmar un aborto exitoso. Además han añadido subtítulos en inglés para abarcar a una población más amplia.

  • Capacitación y el asesoramiento virtual de profesionales de la salud en India

En India, la Fundación para el Desarrollo de Ipas (IDF), se centran en reducir el impacto de la pandemia en el sistema de salud. Con la capacitación y el  asesoramiento del personal profesional de la salud, y la provisión de equipos de protección personal, se pretenden reducir los riesgos de contagio y velar por que los servicios de asistencia médica para el aborto y la contracepción se sigan manteniendo como servicios esenciales durante la crisis.

"Con la COVID-19 convirtiéndose en una prioridad para los sistemas de salud en todo el país, los servicios de salud reproductiva han pasado a un segundo plano. Después de COVID-19, prevemos la necesidad de grandes reparaciones, contextualizadas para estados y clientes  Estamos trabajando en colaboración con el gobierno nacional para consolidar las buenas prácticas y desarrollar una hoja de ruta para abordar las crecientes y cambiantes necesidades de salud reproductiva de las mujeres, especialmente las jóvenes." Director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Ipas (IDF)

Para más información puedes consultar:


Este artículo forma parte de la campaña de activismo que se va a llevar a cabo con motivo del día 28 de septiembre, Día de Acción Global un Aborto Legal, Seguro y Accesible, en el marco del proyecto “Banco de Buenas Prácticas para la prevención de la Violencia de Género y Educar en Igualdad, hacia un voluntariado 2.0 por el Buen Trato”, gracias a la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través del IRPF “OTROS FINES DE INTERÉS SOCIAL”.

Colaboran desde el  proyecto «Más Feminismo y Menos violencia» ejecutado en El Salvador conjuntamente por Fundación Mujeres y Las Mélidas con la financiación de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional al Desarrollo (AEXCID)

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!